SEO: Cómo mejorar el posicionamiento de tu página web

seo posicionamiento web ene. 04, 2020
Si no estás en internet, no existes

¿Te suena esta frase? Hoy en día es muy importante una presencia en la web, ya sea para incrementar los ingresos de nuestro negocio, difundir una noticia o simplemente para hacernos oir, internet se ha convertido en un medio indispensable.

Tal vez otro día haga un pequeño artículo sobre a la evolución de internet en los últimos años y del punto de inflexión que ha supuesto para el mundo entero, porque ciertamente es un tema apasionante, pero no me quiero desviar demasiado, así que hoy me centraré en el SEO.

Antes de seguir, me gustaría recalcar que este artículo va dirigido tanto a los usuarios que no están familiarizados con el SEO, como para los que saben de qué trata y quieren mejorar el rendimiento de sus sites (páginas web). Pero como os imaginaréis hay muchísimos factores que intervienen en enel SEO, incluso algunos que nadie conoce a ciencia cierta, como los algoritmos que usan los propios buscadores, así que trataré de tocar los temas que a mi juicio son más relevantes y prácticos a la hora de ayudarnos a posicionar nuestra web.

Search Engine Optimization (SEO), que traducido al español sería algo como Optimización en motores de búsqueda, es un proceso o una serie de acciones que se llevan a cabo para hacer que una página web aparezca antes en la lista de resultados de un buscador, o lo que viene a ser lo mismo; mejorar el posicionamiento web.

Cuando hablamos de buscadores o motores de búsqueda, nos referimos a Google, Bing, Yahoo, Baidu, Yandex, entre otros. Tal vez alguno de ellos ni siquiera te suene, pero es importante que los conozcas porque de ellos depende la indexación de nuestra página web y que otros usuarios la encuentren.

Explicado de forma sencilla, estos motores de búsqueda son páginas webs enormes que clasifican e indexan todo el contenido que encuentran en internet, por eso cuando algún usuario quiere buscar algo, acude a ellos en lugar de escribir aleatoriamente direcciones ip o urls en la barra de direcciones. A continuación os dejo un vídeo de 3 minutos que explica muy bien cómo funcionan los buscadores de internet, concretamente Google.

Según Statcounter actualmente más del 90% de los usuarios a nivel mundial utilizan Google como buscador principal, y aunque es difícil hacer una estimación exacta, creo que no van desencaminados. Es importante dejarlo claro porque de ahora en adelante nos centraremos en Google.

Source: StatCounter Global Stats - Search Engine Market Share

Cuando hablamos de SEO, nos estamos refiriendo a mejorar el posicionamiento de nuestra página web de manera orgánica, es decir, para que Google nos posicione mejor que otras webs basándose en la relevancia de nuestro contenido, la calidad de nuestra página web, la reputación, etc. No obstante, no debemos confundirlo con SEM (Search Engine Marketing), que es la promoción de un site mediante márketing digital, o sea, pagando directamente a Google o a otras empresas para que nos anuncien y consecuentemente aumente nuestra visibilidad, lo cual también es una buena estrategia, aunque no la que tratamos en este artículo.


Consejos prácticos para mejorar el SEO

Ahora sí, tras la introducción para ponernos en situación, vamos a hablar de algunos de los puntos imprescindibles que debemos tener en cuenta para mejorar el posicionamiento de nuestra web.

1. Cuida la estructura de tu web

Por muy obvio que parezca, es fundamental disponer de una web optimizada y desarrollada siguiendo los estándares de la World Wide Web (WWW), sobre todo respetando la estructura HTML (HyperText Markup Language) que es el lenguaje de marcado que utilizan todas las páginas web.

Vamos, que tu página web tiene que estar bien hecha, y no en cuanto a contenido, que también, sino en cuanto a la parte técnica que interpretan los crawlers (araña web) los buscadores. Si esto te suena a chino, para que te hagas una idea de lo que hablo, puedes inspeccionar el código fuente de esta página pulsando simultáneamente las teclas Ctrl + u o bien haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre este texto y seleccionando la opción "Ver código fuente de la página".

Ejemplo - Inspeccionar código fuente

A menos que seas un desarrollador web experimentado, lo más practico es que utilices un framework (estructura base) o una plantilla web creada por profesionales, de esta manera no hará falta reinventar la rueda y tendrás un punto de partida con la garantía de saber que al menos la estructura de tu página web es correcta.

Finalmente, para saber si tu página está optimizada, te recomiendo que la analices utilizando PabeSpeed Insights de Google y apliques los consejos que te proporciona. También disponible como extensión de chrome Lighthouse.

Ejemplo de análisis de rendimiento del blog de drophousing.com

2. No descuides el diseño y la experiencia del usuario

La apariencia sí importa

A pesar de que la apariencia visual y la usabilidad de una página web puedan resultar subjetivas, hay unos patrones de orden y diseño que marcan la diferencia entre las webs de éxito. Sin ir más lejos, Google tiene la suya, Material design, pero no necesariamente es la mejor ni la única válida, simplemente se ha demostrado que funciona.

Animación elementos Material Design - Google

El usuario de hoy en día es muy exigene, quiere las cosas fáciles y las quiere rápido, por tanto, aspectos como la velocidad de carga, la facilidad en la navegación o la correcta ubicación de los elementos son algunos de los aspectos que debemos tener muy en cuenta si queremos retener al usuario el máximo tiempo posible y ofrecer una solucion a sus necesidades.

Al final, lo que hará que nuestra página web esté mejor o peor posicionada tendrá mucho que ver con lo útil que resulte nuestra página para los usuarios. Si los usuarios están contentos, los algoritmos de Google lo sabrán y le otorgará mayor relevancia a nuestra web, y del mismo modo, nos penalizará si no resultamos de utilidad.

Para finalizar este apartado, os dejo acontinuación, algunos de los punots más importantes a la hora de ofrecer un buen diseño web.

  • Simplicidad: Colores no muy agresivos, una tipografía legible, grafismos únicamente si son necesarias, etc. Recuerda: lo difícil es hacerlo fácil.
  • Jerarquía visual: Procura que los elementos más importantes estén bien visibles y que el usuario se fije en ellos.
  • Navegabilidad: Ofrece al usuario una navegación intuitiva, clara y sin demasiados elementos. Es indispensable que esté en la parte superior. Tener una navegación en el footer también es una buena práctica.
  • Consistencia: Procura seguir una línea de diseño clara y con patrones que se repitan en todas las páginas. La visión global de tu página debe ser homogénea.
  • Accesibilidad: Tu página web debe ser compatible con todos los navegadores y dispositivos. Seguir los estándares de Mobile first design es condición sine qua non.
  • Convencionalidad: Respeta las normas a las que los usuarios están acostumbrados; Navegación en la parte superior, logo clicable en la parte superior izquierda, enlaces de otro color, etc.
  • Credibilidad: Ofrece un servicio real y dale al usuario lo que necesita sin muchos rodeos.
  • Foco en el usuario: Procura que tu diseño se adecue y sea coherente con los gustos de tu cliente final.

3. Mobile first Design

Traducido literalmente del inglés, Diseño móvil primero, es una estrategia o estilo de diseño que se centra en primera instancia en los dispositivos móviles. Esto quiere decir que a la hora de diseñar una página web o una aplicación, primero debemos empezar esbozando los tamaños de pantalla más pequeños (la de los móviles) e ir adaptando el diseño hasta llegar a a las pantallas más grandes.

De esta manera, nos aseguramos de que nuestra página cuente con un diseño adaptable (Responsive Design) lo cual es absolutamente necesario ya que actualmente más de la mitad de la población mundial accede a internet desde un dispositivo móvil.

Imagen del crecimiento en el uso de los dispositivos móviles para navegar en internet - https://www.broadbandsearch.ne

Una vez más, si optamos por utilizar frameworks o CMS como por ejemplo Wordpress, Prestashop, Magento o Shopify, por nombrar algunos de las más conocidos, no tendrás problema ya que la mayoría de las plantillas disponibles para estas plataformas el patrón de diseño Mobile First Design por defecto.


4. Ofrece un contenido de calidad

Como hemos dicho antes, aunque parezca evidente, la última palabra sobre tu posición en los resultados de búsqueda la tendrán los usuarios, e insisto en esto, porque de nada sirve tener la página web mejor optimizada y más rápida del mundo si el contenido no aporta valor a los usuarios.

Puede que en sus inicios, para optimizar una web bastara con poner cuatro metas para ayudar a la indexación, pero con el paso de los años, Google ha ido depurando sus algoritmos invirtiendo miles de millones en desarrollo tecnológico y análisis de comportamiento de usuarios con el único fin de ofrecer siempre el contenido más adecuado para cada usuario, ya que es el mayor valor de su negocio.

Trata siempre de generar un contenido que resulte interesante o que pueda ayudar a los usuarios, es decir, si alguien realiza una búsqueda y acaba llegando a tu página, es importante que consigas solucionar su problema o le aportes valor, y cuantas más veces lo hagas, mejor te posicionarás.  

Google también pnaliza la inactividad de las páginas, así que mantente al día y actualiza constantemente tu contenido para no perder el interés de tus usuarios.


5. Créate una reputación

Este punto podría haber estado incluído en el anterior, pero creo que merece una atención especial por la relevancia que tiene, y es que hoy en día, uno de los puntos más importantes para hacer crecer un negocio es generar confianza y crearse una buena reputación.

Imagen representativa de mejora de reputación.

Por esa regla de tres, como Google siempre quiere ofrecer lo mejor a sus usuarios, si sabe que hablan bien de ti o que tus clientes están satisfechos, posicionará tu contenido antes que la de tus competidores, ¿lógico verdad?

Trata que tus usuarios hablen bien de tus servicios, que compartan tus enlaces y que dejen comentarios positivos. Uno de los aspectos más importantes es el linkbuilding, que no es otra cosa que conseguir que otras páginas web (cuanto más importantes, mejor) compartan tu enlace en su sitio, de esta manera Google te dará mayor autoridad.

Una de las mejores formas de generar confianza y credibilidad es crear un blog en el que vayas escribiendo artículos relacionados con tus serviciois.


6. Presencia en las redes sociales

En los últimos años, las redes sociales se han convertido en un medio indispensable para los usuarios de internet, así que nos guste o no, tenemos que adaptarnos a ellas si queremos mantenernos actualizados.

Para hacernos una idea, según Hootsuite aproximadamente 3,5 mil millones, casi uno de cada dos personas que existen en este planeta, dispone de una cuenta en alguna red social y la tendencia es que vaya en aumento.

Usuarios activos en las redes sociales - hootsuite.com

Disponer de una cuenta en Facebook, Instagram, Twitter o Youtube nos ayudará a crear una marca entorno al servicio que ofrecemos y contribuirá a generar confianza y buena reputación entre nuestros usuarios.

Las estadísticas estiman que alctualmente el 80% de los usuarios prefieren consumir contenido de vídeo, lo cual convierte a Youtube en una de las plataformas más potentes para ganar visibilidad, así que si se te da bien la cámara no desaproveches esa oportunidad.

Pero como siempre, dependiendo del negocio que tengas y de la audiencia a la que te quieras dirigir, no todas las redes sociales te funcionarán de la misma manera, así que antes de lanzarte, investiga un poco tu mercado.


Conclusiones

Como ves, hacer SEO para mejorar el posicionamiento de tu web no es algo fácil ni se consigue rápido, más bien es un proceso largo y que requiere constante implicación, pero si se hace bien, a la larga consolidará tu presencia online.

DropHousing

Plataforma web de alquiler de habitaciones, pisos y compañeros de piso.